el plus


la modificación

Cuando no tenemos qué comer, la felicidad es un plato de arroz. Pero cuando estamos saciados no podemos evitar preguntarnos qué hay más allá de la felicidad. Es entonces que intuimos que el todo no lo es todo. Aunque fuera del todo no pueda haber, por definición, nada. De ahí que en el fondo permanezcamos en un estado de suspensión.

Ver la entrada original

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s